Fundación Chile

Innovación con Sentido y la Minería del Futuro

Innovación con Sentido y la Minería del Futuro

Publicado: 21 noviembre, 2016 Categorías:

Por Alfredo Zolezzi, creador MOI (Modelo de Innovación de los Objetivos Integrados).
Columna publicada en “El Mercurio” el 20 de noviembre de 2016.

Chile ha desarrollado políticas pro innovación y emprendimiento, logrando un liderazgo en la región. Sin embargo, al conversar con autoridades e innovadores, no estamos satisfechos ya que conocemos el potencial de la innovación para alcanzar un mayor desarrollo.

Para capturar ese potencial, tenemos que entender que innovación es mirar hacia el futuro. Pero en Chile estamos presos de nuestras diferencias y arraigos ideológicos. Las diferencias se deben respetar, son valiosas y necesarias para construir una visión de futuro común, pero no pueden ser el obstáculo para hacerlo realidad. Es imposible avanzar si miramos permanentemente al pasado, donde sólo encontramos lo que nos divide.

Chile fue pionero en América Latina y el mundo en muchos aspectos. Se adoptaron conceptos y modelos que permitieron diversificar la matriz productiva y exportadora. La minería se diversificó y atrajo inversión. Hoy representa el 11,2% del PIB.

Sin embargo, esto tiene un costo. Se calcula que los proyectos detenidos por consideraciones medioambientales o sociales representan cerca del 40% de la inversión sectorial estimada para 2023, equivalente a unos US$40.000 millones. Estas son consecuencias de haber sido pioneros en años en que no era prioritario imaginar el legado que generaríamos.

Hoy, con todo el conocimiento y tecnologías disponibles, es posible proyectar una Minería del Futuro. Una que viabilice proyectos, armonizando necesidades ambientales, sociales y económicas.

Hoy, con todo el conocimiento y tecnologías disponibles, es posible proyectar una Minería del Futuro. Una que viabilice proyectos, armonizando necesidades ambientales, sociales y económicas. Para hacer eso tenemos que imaginar el legado que queremos. Esto no sólo haría posible la minería, sino que significaría liderar desde Chile la industria minera internacional.

Gracias al apoyo de Corfo formamos un consorcio de Superconductividad. Estamos trabajando en varias tecnologías que buscan generar disrupción y que permitirán avanzar hacia la Minería del Futuro, solucionando antiguos problemas de la industria, haciéndose cargo al mismo tiempo de todas las consideraciones sociales y ambientales, para hacer Innovación con Sentido.

Uno de estos proyectos es separación magnética en base a magnetos superconductores. Esta innovación nos permitiría evitar que elementos tóxicos lleguen a los relaves, lo que tiene un efecto equivalente a disminuir su huella ecológica. Además, nos permitiría recuperar aguas de procesos, liberando presión sobre un recurso cada vez más escaso, en beneficio de la comunidad.

También estamos trabajando en un sistema de levitación magnética de alto tonelaje con elementos superconductores. Esto generaría un gran impacto en la minería subterránea del futuro.

¿Qué pasaría si, en vez de vender las licencias o tecnologías, iniciamos un nuevo modelo de negocios en el que las tecnologías fuesen operadas junto con la comunidad, para vender servicios de alto valor agregado para la industria, transformando a la comunidad en socios de la tecnología y vigilantes del medioambiente?

Nuestros proyectos son una demostración de que la innovación no es patrimonio de los grandes centros de investigación o la academia a nivel internacional. Todos podemos innovar. Nosotros lo estamos haciendo desde Concón, en Chile. Pero las innovaciones por sí solas no son suficientes. Para que tengan un impacto sobre el desarrollo, deben ser adoptadas. Y para lograr eso, se requiere de un modelo que integre los objetivos de todos aquellos que directa o indirectamente serán impactados por ellas. Debemos exigir que nuestras innovaciones tengan Sentido para todos.